viernes, 19 de octubre de 2012

Algunas cosas que todos los de la profesión deberíamos saber sobre "blanqueo de dinero"

La espectacular operación Emperador contra la red china de blanqueo de dinero está acaparando todas las portadas y generando una gran expectación por parte del público. No es de extrañar porque lo tiene todo: famosos ( aunque sean del porno), policías corruptos y conexiones internacionales. 
Pero por encima de todo ello ha sacado a la luz unas prácticas, las del blanqueo de capitales a las que siempre se alude como si habláramos de fantasmas inmateriales. Pues no, lo de transformar el dinero B en A es algo que se practica en cada esquina de nuestro barrio y ahora mucho más si nos fijamos en las numerosas tiendas de chinos que nos rodean. En este caso sorprende la amplitud de la trama, pero no tanto los sistemas y es que en eso del blanqueo la tradición sigue pesando mucho. 
Sus prácticas, aunque a gran escala, reproducen las estrategias más convencionales de blanqueo. Eso sí, que se sepa, han dejado de lado el ‘entrañable’ cambio de billetes de Lotería premiados, entre otras cosas porque el último cambio fiscal, que obliga a pagar impuestos a los grandes premios, encarece en exceso la operación. Pero mantienen otros como.
Empresas fantasma bajo el sistema de tributación de módulos Lo de blanquear dinero a través de negocios falsos tiene dos versiones. Una de ellas implica abrir un negocio que cotice a Hacienda a través del sistema de módulos ( bar, restaurante, peluquería, etc). El Fisco establece unos baremos de cotización básicos en función, normalmente, de los metros cuadrados del local en el que se ejerce la actividad. Pongamos, 25.000 euros al año. Hay dos opciones. Que se facturen esos 25.000 euros sin que el local tenga clientela. (Véanse esos restaurantes de barrio solitarios) o todo lo contrario. Que se facture el triple o cuádruple y sólo se page impuestos por esos 25.000. Entre medias se cierra el negocio y cuando Hacienda quiera ir a buscar los impuestos no pagados allí no haya nadie. El dinero se ha blanqueado a cambio de defraudar una parte al fisco. Pero metidos en negocios sucios eso ¿a quién le importa? Además, una cosa es blanquear ( que implica que el dinero procede de negocios ilegales) y otra defraudar que es no pagar a las autoridades los impuestos correspondientes.
El menudeo de los pitufos Blanquear mil millones de euros puede ser muy sospecho, pero ¿qué ocurre cuando ese millón se trocea en pequeñas cantidades? Pues eso, que pasan desapercibidas. En España es posible atravesar las fronteras con 100.000 euros en el bolsillo sin tener que dar explicaciones de dónde procede el dinero. Por eso las autoridades descartan la veracidad de las primeras informaciones que decían que el dinero se enviaba a China a través de contenedores. El riesgo era demasiado alto y la cantidad de chinos que participaban en la red suficientes como para establecer un trasiego adecuado de envío de dinero. En el sistema tradicional, las redes de blanqueo solían contratar a gente de la calle sin recursos a los que utilizaban como porteadores, o bien para llevar el dinero a paraísos fiscales o bien para hacer ingresos en el banco sin despertar ninguna sospecha. Quienes saben de este tema aseguran que no es extraño que se realicen una media de 500 operaciones diarias de este tipo en casos normales. Son incapaces de hacer las cuentas de lo que podría manejar la red desmantelada.
Comprar un piso por encima de su valor de tasación. Esta práctica era más que habitual en la época del boom inmobiliario. Como una gran mayoría de las promotoras exigían una parte del dinero de los pisos en dinero negro, el que quería blanquear lo tenía facilísimo. Las promotoras utilizaban ese dinero B para abonar salarios a albañiles, carpinteros etc, por lo que se capilarizaba de tal forma que era casi imposible de que el Fisco le siguiera el rastro. Ahora, muchas agencias inmobiliarias aseguran que sus negocios sobreviven gracias a la actividad de la comunidad china. Tal vez sea el colectivo más activo en el depuperado sector de la compra venta de pisos, y es que pagar con dinero en efectivo un inmueble es el sistema de blanqueo más fácil.
Falsificar seguros de vida. Los peritos de seguros siempre se han encontrado con casos de tomadores de seguros de vida que se morían sin avisar a la compañía y eso les resultaba muy extraño. Era la práctica habitual de algunos expertos en blanqueo de capitales que contrataban una póliza con una alta indemnización por fallecimiento, simulaban su muerte y su familia recibía la indemnización. Eso sí, ninguna compañía había ingresado el dinero, sino que éste procedía de los negocios ilegales del tomador. Entre la documentación incautada a la mafia china hay muchos seguros, aunque no está probada esta práctica, que por otro lado resultaría sospechosa atendiendo a la leyenda urbana de que no hay muertes registradas entre este colectivo de inmigrantes.
Paraísos Fiscales Su nombre lo indica todo. Esos lugares donde la legislación es tan laxa que casi cualquier cosa está permitida. Una de la detenciones que más ha llamado la atención ha sido la de la mujer israelí que hacía de nexo entre Gao Ping, los españoles con fortuna y los paraísos fiscales. Durante los últimos años las autoridades españolas han hecho algunos esfuerzos por evitar el blanqueo de capitales en paraísos fiscales. Por ejemplo, se exige declarar a Hacienda cualquier cuenta en estos lugares y se han firmado acuerdos de intercambio de información con los más famosos Suiza, Panamá, algunas islas del Caribe según los cuales el Fisco español puede exigir información del dinero a nombre de españoles allí depositado. Pero no nos engañemos, esto no es más que una postura de cara a los ciudadanos. Estas exigencias de información sólo se hacen en caso de requerimiento judicial ( como el actual), pero en general las grandes fortunas campan a sus anchas por lugares tan diferentes como Belice, la Isla de Man o el mismo Gibraltar. Eso por no hablar de la última amnistía fiscal aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy.
Piedras preciosas y arte Gao Ping era conocido en Pekín y sus alrededores por ser uno de los principales empresarios de arte del país. No hace falta ser un gran experto fiscal para saber que la compra de obras de cuadros, esculturas etc es uno de los mecanismos más utilizados para el blanqueo, junto a la de las piedras y metales preciosos. En el caso del arte se hace especialmente fácil el blanqueo cuando se trata de artistas modernos cuya valoración no está previamente tasada. Es muy complicado discutir con un inspector de Hacienda que se ha pagado una millonada por un cuadro ya que se confía en la revalorización del pintor. El atractivo de las piedras preciosas para los blanqueadores, más allá de su valor intrínseco, es su facilidad de transporte. En este mundo son habituales las compras con dinero en efectivo y los llamados pactos entre caballeros. Las facturas apenas existen y un retraso en algún pago se paga al más puro estilo de las películas de mafiosos. Los aeropuertos españoles son muy estrictos en su política de aduanas a la hora de importar y exportar piedras preciosas, pero según comentan los expertos del sector, “para eso están los de Holanda y Alemania donde apenas hay problemas”. Entre los bienes incautados en la operación Emperador se ha encontrado una buena cantidad de diamantes. Por supuesto, no es casualidad. Los diamantes pulidos son la piedra preferida para los blanqueadores de dinero ya que es posiblemente una de las más caras y les permite ‘aflorar’ una gran cantidad de dinero en ‘espacio diminuto’. Compiten con ellos, los rubies, las esmeraldas colombianas y el zafiro de Sri Lanka. Tampoco hacen ascos los blanqueadores al paladio ¿la razón? Además de su valor, no puede ser detectado por los sistemas electrónicos convencionales.

Sobre este tipo de temas, delitos financieros, recomendamos seguir lo que se publica en Financial Red que es de donde hemos cogido esta información. No es que sea muy "psicopatológico" pero es una realidad que esta hay fuera y que en nuestra profesión debemos conocer para poder entender muchas cosas con las que nos podemos encontrar a nivel profesional. En concreto estoy pensando en el tema de "los pitufos" o personas que realizan frecuentes actividades relacionadas con el blanqueo de dinero en pequeña escala.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada