jueves, 26 de agosto de 2010

Caso Arsystil; declaraciones de un perito en toxicología forense

Para continuar el tema que estamos desarrollando desde la entrada anterior, damos ahora la declaración hecha en prensa de uno de los peritos en toxicología forense que fueron llamados a declarar en el juicio para después hacer un comentario sobre la parte que nos corresponde más que es la de la psicología forense. 



Un perito en toxicología declara que el síndrome Ardystil se produjo por la multicausalidad de productos químicos
El cambio de la fórmula de uno de estos productos -denominado Acramin FWN- podría haber propiciado el inicio de  la enfermedad de los trabajadores

El perito de toxicología Rafael Cabrera Bonet, médico y técnico del Instituto Nacional de Toxicología de Madrid, declaró por videoconferencia desde Madrid en el juicio del caso Ardystil, que las muertes y las enfermedades contraídas por los trabajadores de empresas dedicadas a la aerografía textil, estuvieron provocadas por la "multicausalidad de pequeñas cantidades de productos químicos". 



Cabrera, quien declaró en calidad de perito ante el tribunal de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Alicante, precisó que el cambio de la fórmula de uno de estos productos -denominadoAcramin FWN- contribuyó en mayor medida a la "responsabilidad del cuadro clínico" presentado por los operarios afectados. 

Al respecto, explicó que los trabajadores enfermaron a partir del cambio de la fórmula, en octubre del año 1991, lo que contribuyó a "añadir algo importante en el ambiente de trabajo", ya que a partir de esa fecha se detecta una "evidencia epidemiológica que no se produjo en años anteriores con antiguos productos" empleados en la estampación textil. 

El perito del Instituto Nacional de Toxicología, consideró también que "no se hubiera producido ningún caso" si se hubieran tomado las medidas higiénicas y de prevención -colectivas y personales- adecuadas a los productos y al tiempo de exposición de los trabajadores. Entre las medidas que deberían haberse adoptado, según dijo, se encuentra la instalación de "focos de extracción localizados, ventilación general que renovara el aire y medidas personales como son las mascarillas con filtro depurador". 

Cabrera indicó, durante la séptima sesión del juicio, que en las muestras analizadas por el Instituto Nacional de Toxicología se encontraron sustancias como el disolvente llamado 1.1.1. tricloroetano, así como decano, sileno, cloro o ácido acético. El perito explicó que el ácido acético en combinación con el 1.1.1. tricloroetano, libera cloro y fosgeno, agentes que producen un "efecto irritante en la piel y las mucosas en general que si es absorbido generan un cuadro de narcosis que puede afectar también al hígado y los pulmones". 

Por su parte, el 1.1.1. tricloroetano, ante un foco calorífico -como estufas- y ante una temperatura superior a los 260 grados desprende fosgeno y cloro, según explicó Cabrera. Estas sustancias volátiles "podían pasar a los trabajadores" a través de la inhalación, como consecuencia de ser lanzados al ambiente por los aerosoles producidos con las pistolas de aerografiar. Según dijo, esta práctica suponía un "riesgo más importante" si los trabajadores fumaban, ya que "la candela del cigarro puede alcanzar una temperatura elevada" para descomponer el 1.1.1. tricloroetano. 

Cabrera apuntó que los análisis de las muestras recogidas por la Administración -durante la investigación por las muertes de los trabajadores- en las empresas de aerografía textil "no revelaron tóxicos por encima de los límites legales permitidos entonces". Estas muestras, según remarcó, se tomaron "en condiciones idóneas" de trabajo "no reales", por lo que registran una "bajada en las concentraciones de las extracciones" y no toman en cuenta el tiempo de exposición real de los trabajadores. 

El perito toxicológico afirmó que sus conclusiones están basadas en hipótesis, ya que "es imposible recrear las mezclas supuestas y el ambiente de trabajo que se daba en un laboratorio". Esta prueba, según indicó, se le solicitó al instituto norteamericano Nayos pero nunca llegó a realizarse. 

A lo largo de esta séptima jornada, también declararon como peritos, el jefe del gabinete técnico de Seguridad e Higiene en el Trabajo de Alicante, Tesmistocles Quintanilla y el técnico del mismo gabinete, José Sáiz, quienes declararon que visitaron las empresas de aerografía textil tras los primeros fallecimientos para "recomendar la instalación de ventilación focalizada de 0,5 metros por segundo". 

Así mismo, los dos peritos del gabinete de Seguridad e Higiene en el Trabajo coincidieron en afirmar que "ningún" trabajador empleaba las mascarillas pese a que les había advertido a los empresarios su uso, en el periodo de transición desde que se recomendó la instalación de extracción localizada y su definitiva instalación. 

Los hechos juzgados ocurrieron entre los meses de febrero a noviembre de 1992 cuando un total de seis personas fallecieron por el uso de productos químicos combinados utilizados en la estampación textil de varias empresas de Alcoy, Cocentaina y Muro de Alcoy (Alicante), sin los conocimientos para hacerlo y en unas condiciones de trabajo insalubres, según el escrito inicial del fiscal. Por estas condiciones, también resultaron afectadas otras 67 personas de neumonía, hiperreactividad bronquial, fibrosis pulmonar y bronquitis obliterante con neumonía organizada (BONO).


Lo que esta muy claro cuando lees el texto citado es que el ambiente real en donde se desarrollaba el trabajo de las personas que fueron infectadas no reunía las condiciones necesarias para una adecuada protección de los trabajadores, hay que tener en cuenta las fechas en las que se produjeron estos hecho pero no hay que perder de vista que hechos similares se producen hoy en día. Lo que hace que este caso sea interesante desde el punto de vista de la psicología forense aplicada a contextos laborales son las motivaciones psicológicas de la cultura y clima organizacional que propiciaron que estos hechos se produjeran. Es algo de lo que podemos aprender para mejor entender como se producen hechos como estos para despues implementar medidas de prevención de riesgos laborales que sean efectivas y de aplicación progresiva por las mismas personas que estan en la organización.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada