domingo, 18 de julio de 2010

El cerebro de los psicopatas: Adrian Raine



Está cada vez más claro que la comprensión de la neurobiología de la psicopatía se extiende mucho más allá de identificar las regiones cerebrales que pueden estar implicadas. La genética, los neurotransmisores y las hormonas influyen en el funcionamiento de las estructuras cerebrales y la conectividad entre ellas. En la futura investigación será importante identificar cómo estos sistemas interaccionan para producir la constelación exclusiva de rasgos y conducta característicos de la psicopatía. Por último, mediante la consideración de las similitudes y diferencias entre este problema y otros trastornos de las emociones, podremos comprender los posibles mecanismos que producen y mantienen este proceso, al igual que posibles métodos de tratamiento.
Uno de los principales expertos en el campo de estudio de la psicopatía que hemos tratado en anteriores posts el británico Adrian Raine nos da ejemplos concretos de psicópatas, clasificados clínicamente, con antecedentes de conducta violenta e internados en centros penitenciarios que han sido objeto de estudio para averiguar que partes concretas del cerebro son diferentes en los psicópatas del resto de las personas. Se ha averiguado que para la diferencia fundamental estriba en las comunicaciones de la amígdala con el resto del cerebro y que depende de antecedentes genéticos modulados por variables del entorno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada